Si te gustó compartilo con Zulma Lobato

25 jun. 2010

Felíz Día!

Cito:

Somos una nación de boludos. Millones de ilusos que aspiramos a vivir en paz, construyendo un futuro próspero y una sociedad justa. Sin embargo, los “Vivos” nos demuestran a diario que confiar en las promesas, mostrar respeto por los demás y actuar dentro de la ley es una estupidez. Algo que sólo hacen los tontos, los fracasados… los boludos.

Nos dicen
¡Si todo el mundo lo hace!... ¿A quién le importa?... ¿Vas a ser el único boludo que...

¡BASTA! ¡Sintamos orgullo por hacer las cosas como se debe!
Defendamos al honesto, al buen tipo, al buen ciudadano; a la idea de un país entre todos y para todos.

¡Boludos argentinos, unámonos! Caminemos con la frente bien alta y el orgullo de saber que dentro de cada uno de nosotros, arde la llama sagrada del BOLUDO argentino.

Porque somos más de lo que creemos y porque tenemos razón.
Por una Nación cada vez más boluda.



Feliz día a todos los boludos de parte de esta boluda!

L

16 jun. 2010

Para Australia

Bueno, esto habla muy mal de mí, pero acá no entra el orgullo sino, lo que debí hacer en un primer momento.
Nunca te dí la carta, tampoco te mandé mail porque claro, lo iba a abarcar la primera, y al final, creyendo que me quedaba mucho más de vos, casi ni lloré a tu lado cuando pude.
Es por ello, que hago esta carta abierta y pública, aunque dirigida a una sola persona, porque hay cosas que necesito que sepas.
Quizás fué el destino (yo siempre creí -y sigo creyendo- que todo lo que pasa, pasa por algo) que hizo que ese día decidiera revisar esa página y enviar un mail; pero el destino no obró ahi, sino que lo hizo presentándome a una persona a la que vi florecer, y no tardó mucho en querer verme reflejada en ella.
Llegué a un lugar que me dió la posibilidad de crecer, de educarme, de instruirme, de aprender, y todo eso, de hacerlo con su instrucción y acompañamiento.
Ay! Qué paciencia me tuviste!! Admito que tuve días en los que te decía "Si, si, ya lo revisé..." y, ambas sabemos que lo sabes, recién estaba abriendo el .pdf o ni sabía de qué me estabas hablando jajajaja
Te diste el tiempo de enseñarme a manejar las cosas, laborales, propias y otras yerbas, y siempre con una sonrisa y buena voluntad.
Me contuviste ese día que queriendo hacer las cosas bien y por atolondrada o inexperta, me gané un lindo sermón del comandante de abastecimiento (mamita, qué tipo heavy); nos reimos juntas de Romina, nuestra amiga que se afeita; miramos con ojos "interesantes" un par de colas de sistemas (decile a tu marido que se quede tranquilo, todos sabemos que la única cola de sistemas para la que tenés ojos es para la de él), cuantos cotorreos que habremos compartido de los personajes que hay en la empresa!, cuántas veces no habremos coincidido en gustos masculinos y seguramente pensaste "qué bichos raros que le gustan..", cuántas escapadas a los outlet nos habremos hecho, cuántos mails con webs nos habremos pasado, cuántos chats habremos compartido estando una enfrente de la otra y a 1 metro de distancia, cuántos brushes, vectores y tipografías habremos bajado!! ("Pack de 50 vectores de misceláneas gratis" jajajaja) , y cuántos "temo", "memu", "meregus" y "relin" habremos dicho..
Pasaron rápido los meses y cuando quise darme cuenta, estaba en el lugar ideal en el momento exacto en el que tenía que estar, y con inmejorable compañía.
Sin embargo el destino cambió y hubo un lapsus de 9 meses en el que no pude disfrutar de verte enfrente mio, 9 hs x día, de lunes a viernes, y comiendo galletitas (ajajajaja)
Pero, como toda vuelta rara de la vida, volví y esta vez para quedarme, pero en lugar tuyo, no a tu lado.
Me hice la boluda los 3 últimos meses que compartimos, pero, y esto estoy segura que no lo sabés, cada día que pasaba yo me hacía a la idea de que no te iba a tener más ahi, para respaldarnos, para reirnos, para trabajar, para hacer estupideces, para esuchar cumbia berreta y volver loca a nuestra compañera, para seguir aprendiendo de vos, como profesional y como persona.
En vos vi en lo que me quiero convertir; en una persona de bien, comprometida con sus ideales y que no para hasta verlos realizados, tenaz, seria pero divertida, responsable, adulta pero que no pierde su niñez, que no se deja pisotear y se impone con presencia, una persona que ilumina cualquier lugar en donde esté.
Cuando dije que te vi florecer fué porque te vi recibirte, hacer el viaje de tus sueños, comprometerte, planificar tu futuro sin lugar a error e ir en busca de él sin un sólo atisbo de miedo, y conseguirlo (más te vale que a ésta altura ya estés llorando a moco tendido).
Uno siempre desea suerte a quién emprende un nuevo camino, pero yo creo que, pese a que puede o no estar involucrada, la suerte de uno la hace uno mismo. Por eso, no te voy a desear suerte en esta nueva etapa que estás comenzando con el amor de tu vida en el lugar de sus sueños, sino que te deseo que sigas siendo vos misma, la persona que me enseñó, quizás sin darse cuenta, que las cosas que uno quiere no llegan solas, sino que hay que salir a buscarlas, y se consiguen, hoy más que nunca estoy segura que se consiguen.
Tené en cuenta que estoy abreviando muchísimo esta carta, porque sino estarías leyendo hasta pasado mañana. Y no, no es la carta escrita que preparé para darte.
Desde el otro rincón del mundo, y gracias a la milicia de EE.UU. por internet, me despido y te dejo con esta carta, 100% tuya, para que la leas cuando quieras, necesites y/o gustes.
Te extraño y te voy a extrañar muchiiiiisimooo!! Pero me dejaste uno de los mejores regalos que fué el haberte conocido.
Sé que van a conseguir todo lo que se propusieron en la vida porque justamente, se eligieron, y ya conociendola a ella sé que él es perfecto para vos, asi como vos sos perfecta para él.

Desde lo más sincero de mi ser, te quiero muchooo mamuuuu!!
Tu wachina (ajjajaja si la tenía que rematar)


P.D.: A que teregus la carta :)